Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Camino a la fertilidad

Embarazo luego de la ligadura de trompas

Ligadura de trompas, también conocida como Pomeroy

Cuando una mujer siente que ha cumplido su sueño de ser madre y que ha tenido el número suficiente de hijos, con frecuencia recurre a un método de planificación que se considera definitivo, la ligadura de trompas también conocida como Pomeroy.

Afortunadamente, los avances médicos hoy tienen opciones para que estas mujeres puedan ser madres nuevamente. Tiempo atrás este método se consideraba irreversible.

¿Cuáles son los tratamientos para concebir después del Pomeroy?

  1. La fertilización in vitro (FIV): Es la más recomendada, en este procedimiento la fecundación se hace en un laboratorio y los embriones con mayor poder de implantación se colocan directamente en el útero, lo que hace que las trompas ya no sean indispensables.
  2. La cirugía de reversión de ligadura de trompas o recanalización tubárica: Este procedimiento solo se realiza cuando la paciente lo elige ya que posee ciertos riesgos, como tener un embarazo ectópico. Su efectividad disminuye en relación con la edad de la paciente, la técnica quirúrgica utilizada y el tiempo transcurrido desde que se realizó la ligadura de trompas.

¿Cuáles son las ventajas de la FIV frente a la recanalización tubárica?

  • Se evitan las complicaciones quirúrgicas de la recanalización quirúrgica.
  • Se disminuye el riesgo de embarazo ectópico (implantación del embrión fuera del útero).
  • Frecuentemente se reduce el tiempo de espera para quedar en embarazo. Con la recanalización tubárica puede ser necesario esperar hasta un año.
  • Algunos tipos de Pomeroy tienen menos posibilidad de revertirse con cirugía.
  • Con la FIV existe una mayor probabilidad de éxito cuando existen otras condiciones que afectan la fertilidad.
  • Si se combina con métodos como el Diagnóstico Genético Preimplantacional (PGD, por su sigla en inglés), se pueden detectar anomalías genéticas y cromosómicas comunes en mujeres mayores de 35 años.
  • Después de lograr el embarazo no es necesario usar anticonceptivos de nuevo.

Para tomar una decisión sobre qué método elegir asesórate por el médico especialista. Consulta con un centro de reproducción asistida.

  • Esta información tiene fines exclusivamente educativos.
  • Este material fue diseñado para pacientes y de ninguna manera reemplaza el criterio médico. Si tiene dudas diríjase a su médico tratante.
Referencias:
  1. Fertil Steril. 2015 July; 104(1): 32–8.
  2. Berger, G. S., Thorp Jr, J. M., & Weaver, M. A. (2016). Effectiveness of bilateral tubotubal anastomosis in a large outpatient population. Human reproduction (Oxford, England), 31(5), 1120-1125.