Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Recomendaciones médicas

Mitos y verdades sobre la fertilidad

Es un mito que la mujer sea la responsable de la infertilidad

MITO 1: La infertilidad es problema de la mujer.

REALIDAD:Durante años se creyó que la responsable de la infertilidad era la mujer, pero hoy sabemos que la infertilidad afecta igualmente a hombres y mujeres, por lo que la evaluación conjunta de la pareja es fundamental para obtener un diagnóstico adecuado.

Fuente: Tonneau P.Marcchand S. Talec.A et al

MITO 2: Los métodos de reproducción asistida me pueden contagiar de enfermedades de transmisión sexual o VIH.

REALIDAD: Los métodos de reproducción asistida son procedimientos seguros gracias al avance tecnológico, la experticia de los especialistas en reproducción asistida y el seguimiento de protocolos para la detección de infecciones por el virus de la hepatitis B, hepatitis C y VIH. De hecho, el uso de métodos de reproducción asistida está indicado como una medida altamente efectiva para contrarrestar el riesgo de infección en aquellas parejas en las que uno de los cónyuges presenta infección por el virus de la hepatitis B o C.

MITO 3: La fertilización in vitro (FIV) puede deteriorar mi salud.

 

REALIDAD: En la actualidad los fármacos y los protocolos de tratamiento que se emplean para inducir la ovulación como parte de un tratamiento de FIV cuentan con un importante margen de seguridad, si bien pueden presentarse efectos secundarios, estos pueden ser controlados y monitorizados por el especialista tratante mediante el seguimiento clínico, la realización de ultrasonidos y/o la toma de exámenes de laboratorio con cierta periodicidad.

  • Esta información tiene fines exclusivamente educativos.
  • Este material fue diseñado para pacientes y de ninguna manera reemplaza el criterio médico. Si tiene dudas diríjase a su médico tratante.
Referencias:
  1. Mocanu, E. V. (2012). Facts and myths in serological screening of ART couples. Facts, views & vision in ObGyn, 4(3), 198
  2. Orvieto et al. Reproductive Biology and Endocrinology (2017) 15:48.